Que se detenga el tiempo

por Raquel López

Mi mente aún no asimila la grandeza de la maternidad y apenas acabo de pestañear y me doy cuenta que ya mi bebé tiene 4.5 meses. En este tiempo he tenido la satisfacción de tener en mis brazos una bendición llamada Racheli Mar. Ni se imaginan cuántas fotos tomo por día. De su primer baño, cuando le pusieron las vacunas, las pantallas, su primera carcajada y bueno su primer “desbordamiento fecal” en su pañal. En fin, que se detenga el tiempo, ya no me atrevo pestañear. Estaba tan preparada para lo peor, sin embargo, aún el dolor de parir, de lactar y las noches de desvelo son opacadas por la inmensidad del amor, el que cubre faltas, el que no es jactansioso, ese que no es a cambio de… sino arrojado y entregado. Que se detenga el tiempo Racheli, mientras digo estas cosas ya casi llegamos a los 5 meses. Te amo bebé!

Anuncios

2 pensamientos en “Que se detenga el tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s