D.I.G.N.I.D.A.D.

(Sacado de los artículos de Raquel López)

En mi experiencia trabajando con jóvenes, particularmente con chicas, me he dado cuenta que en la búsqueda de quiénes somos y lo que queremos, muchas veces olvidamos nuestros principios básicos y ‘tambaleamos’ con nuestras convicciones. En ocasiones img_4098dudamos del lugar que podríamos alcanzar por miedo a quedarnos solas. Es por eso que quisiera hablar de una palabra que ya casi ni escuchamos: D.I.G.N.I.D.A.D.

Una de las historias que más ha impactado mi vida se encuentra en el libro de Ester. Me quisiera referir a la vida de la reina Vasti, quien más allá de las consecuencias, puso su dignidad como prioridad a pesar de las consecuencias.

El rey Asuero era un hombre poderoso, rico, orgulloso de su reinado y de su esposa, la reina Vasti. Es tanto así que cuando los invitados en su fiesta habían pasado varios días festejando y tomando, él le ordenó a ella exhibirse ante ellos usando su corona real, o como algunas fuentes sugieren, usando ‘solamente su corona real’. Ella se rehusó a presentarse y a pesar de que aquí apenas comienza la historia me quiero mantener en el rehúso de la reina sin llegar a su reemplazo por Ester. Vasti sabía con toda seguridad a qué se enfrentaría al negarse ante el Rey. Demostró que consideraba de más valor su dignidad como mujer que el mismo favor del rey al exhibirse como objeto público. Para nosotros ese fue el final de su historia, para ella posiblemente fue el comienzo de su exilio y de el disfrute de una vida digna.

Estamos invadidas, saturadas e hipnotizadas por un modelo genérico, estandarizado y comercializado de lo que es ser una ‘mujer ideal’. Un ideal que viene desde las ‘nuevas modas de seducción’ en donde le decimos a los chicos ‘mírame pero no me toques’, un ideal que nos hace mirar a los chicos como objetos y no como seres que tienen sentimientos y emociones porque nos han hecho creer que ‘todos son iguales’, un ideal que nos hace pensar que el futuro se mide a base de probar relaciones y para ver cuál escoger.

Amigas, hermanas y chicas: ¡La dignidad no es mercadeable! La dignidad va por encima de decretos, modas, culturas y hasta subculturas. Sí, ya me imagino que quieres que te de mi definición de dignidad. En mi opinión dignidad es el valor que se le da a la vida. Según el diccionario Larouse la dignidad es una cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia sí mismo y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden.

Concluyo diciéndote que quienes somos ahora determina muchas cosas de nuestro futuro pero las circunstancias no necesariamente lo determinan. Posiblemente haya habido alguna ruptura en el noviazgo, o la figura de padre en tu hogar haya faltado, quizás te hayas sentido rechazada, en fin tantas situaciones en nuestras vidas que pueden estar pasando, pero quisiera que te grabaras esto: Así como Vasti, quien puso su dignidad por encima de su seguridad económica, matrimonio, amistades, modas, palacio, etc., debieran ser las circunstancias las que nos convenzan cada día a pensar que ¡nuestra vida se merece dignidad!

Anuncios

6 pensamientos en “D.I.G.N.I.D.A.D.

  1. Hola Mami Raquel!!

    WOOOOOOOWW!!!
    Realmente Dios te usa de muchas maneras. Estoy de acuerdo contigo acerca de la dignidad y de lo importante que es el conservarla y tenerla en nuestra vida. Pensando en como muchas chicas que conozco dejan a un lado su dignidad para coger lo que el mundo les ofrece. Veo en tus palabras esa fortaleza que necesito para el cada dia pensar mas y mas en lo importante que es y el tener esta hambre porque todas ellas conozca la gran importancia que tiene en nuestra vida el ser dignas! te amo mucho y gracias por ser parte de las primeras en discipularme, aunque yo no me daba cuenta!

  2. ¡Qué linda Yolianne!

    Este artículo lo escribí de lo más profundo de mi corazón quizás por lo frustrada que a veces me siento con lo que veo en algunas chicas. Hoy me reafirmo en que hay muchas que necesitan modelos de personas que estén abiertas para escucharlas y ayudarlas. Creo que eso nos toca a ti, a mi y a muchas más…jejeje

    Yoli, siempre recuerdo el día de tu bautismo, y aunque no recuerdes fuiste la 3era persona que más cerca tuve cuando comenzé a trabajar con chicas (Mareily, Chantee y tu… y luego muchas más y un gran equipo de líderes como Cary, María, Arlene, Ebony y Karina. Uy creo que se me queda alguien)… te amo mucho y hoy mi corazón se ‘infla’ cuando contemplo el progreso que llevas por el camino de la vida…

    Raquel López

  3. Hola Raquel”
    WOOOOOW!, impactante. Gracias por dejarte usar, por ser modelo y motivarnos.
    Como sabes, trabajo con jóvenes de manera secular y dentro de la iglesia, y es realmente impactante como se pueden desvirtuar los valores y se van adaptando según la conveniencia.

    Tenemos que trabajar para levantar más chicas con decisión como Vasti y Ester.

    Dios te bendiga y mucho éxito…

  4. ¡Palabra Poderosa! Dios te bendiga a chorros, Raquel. Me súper encantó tu apreciación de la reina Vasti. Siempre encontré injusto (dentro de la ya injusta situación) el trato que se le ha dado a su papel en la historia. Gracias por reivindicar a una mujer con temple y dignidad. Que Dios continúe llevando tu lupa bíblica para encontrar grandezas en su Palabra y en el corazón de los jóvenes que el Señor guíe hacia tí. (PD… Algún día me tienes que dar tips fotográficos… Pero eso luego.)

  5. Saludos Raquel, que lindo y que bueno que continúas ayudando a los jóvenes e integrada en las cosas de Dios, que al fin y al cabo son las más importantes en nuestra vida. Me he gozado leyendo tu reportaje porque tienes toda la razón; pero es de esperarse, el Mundo está casi totalmente en contaminación en todos los aspectos de la vida y la confusión entre lo bueno y lo malo se puede apreciar desde los puntos sociales de alto rango y los ejemplos que tenemos de eso que llamas dignidad perdió su nombre. Aún así, y a pesar de todas las situaciones la esperanza que tenemos está puesta en aquel que mira los corazones y sabe de que manera y forma cambiarlo. Seguiremos orando sin césar… para que la dignidad de nuestro Mundo crezca. Bendiciones.

    Luzmi_Lucy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s